La mejor manera de generar estados financieros y libro de IVA

Lograr con éxito las metas trazadas dentro de una empresa, requiere de mucho esfuerzo y sobre todo de saber implementar procesos o reglas que permitan hacer las tareas más ordenadas y eficientes. Es por ello por lo que te presentamos 10 reglas de oro para una gestión administrativa exitosa.

  1. Definir los objetivos del negocio:  Toda regla, esfuerzo, proceso o procedimiento que se establezca dentro de la empresa debe de estar alineado con las metas que la empresa se compromete alcanzar para su salud financiera y éxito comercial.  Es importante tener en cuenta que, si no conocemos nuestros objetivos, no podremos saber cómo alcanzarlos.
  2. Principios base: Definimos los principios base, todas las reglas y formas de actuar generales para cada procedimiento que el colaborador realice dentro de la empresa (comportamiento, fechas de entrega, lugares, documentación, etc.).
  3. Procesos: Definir los procesos necesarios para realizar cada tarea dentro de la empresa y los procedimientos correctos para cada uno de ellos.
  4. Documentar: Generar manuales que hagan al colaborador visualizar el proceso que debe realizar y los procedimientos que debe de ejecutar en cada epata.  Los manuales estandarizan y crean las reglas para los procedimientos y las excepciones que pueda tener cada uno de ellos.
  5. Creación de políticas: Establecer políticas simples y claras que gobiernen los procedimientos y los distintos actores que intervienen en ellos, dejando claro cuáles son las responsabilidades o entregables de cada fase.
  6. Establecer límites o márgenes de tolerancia:  Cada proceso debe tener establecido los límites o márgenes de tolerancia, esto permitirá tener claridad en las decisiones que se deben de tomar para que el resultado sea el esperado.
  7. Personal clave:  Cada procedimiento administrativo dentro de la empresa requiere de personal que conozca y tenga experiencia en como realizarlo.  Esto minimiza errores y crea estaciones de trabajo comprometidas en entregar el mejor resultado posible.
  8. Seguimiento:  Cada etapa debe de tener puntos de control y seguimiento.  Esto nos permitirá validar la ejecución correcta del mismo o en su defecto tomar las decisiones correctivas a tiempo.
  9. Evaluación constante: Evaluar constantemente con los equipos de trabajo los procedimientos realizados y los resultados obtenidos.  Esto generará la retroalimentación necesaria para que la empresa genere cambios positivos y se adapte a nuevas condiciones en los mercados y normas fiscales.
  10. Respetar las reglas del juego:  Si cada proceso y procedimiento se ejecuta con las reglas o políticas establecidas y se toman las decisiones hasta donde los márgenes de tolerancia lo permiten, seguramente podremos obtener la información que la empresa necesita en forma oportuna y con la seguridad total en los resultados. Análisis de ventas, distribución de gastos, estados financieros, etc.

Seguir estos pasos puede eficientizar los procesos de las empresas, sin embargo, la implementación de un sistema ERP ayuda a las empresas a tener una estructura más clara para lograr procesos automatizados y mejorar así el rendimiento de todas las áreas para lograr las metas propuestas por la empresa.

Para información escribimos a informes@softland.com.gt o llámanos al 2331-0580.

contáctanos
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp