El ABC del costeo en empresas industriales

Ángel Artiga
Gerente Comercial Softland Guatemala

Todas las empresas que producen bienes o servicios, tarde o temprano se encuentran ante el cuestionamiento de que sistema de costeo implementar para maximizar su eficiencia y rentabilidad.  El método de costeo dependerá de muchos factores que la misma lógica del negocio exija y por ende para determinarlo se necesitará del apoyo de la experiencia y la tecnología al alcance.  Del método estándar, pasando por órdenes, procesos, kaizen o al más simplificado backflush, todos tienen una esencia en común.  Esta esencia podemos separarla en X etapas.

Planificación de los objetivos

Tal vez el error más común al momento de definir los costos primarios de cualquier articulo a producir sea no tomar en cuenta los objetivos del negocio.  Todo articulo producido cuenta con una estructura de costos donde a nivel más básico se detallan materias primas, mano de obra y gastos indirectos.  Si al momento de crear estas estructuras de costos no conocemos las condiciones que tendremos durante todo el ciclo planificado, no podremos tomar en cuanta algunas situaciones como las siguientes:

     

      • Compra anticipada de materias primas:  Seguramente si conocemos que, en determinado mes, nuestra producción se incrementará en determinado porcentaje, podremos planificar las compras anuales y negociar con el proveedor un costo por volumen y definir una sola compra con un plan de entrega por fases o estaciones.

      • Costo de la Mano de Obra:  Si tenemos claro el nivel de producción que se necesita par distintas etapas de tiempo, podremos planificar la contratación del personal y de esta manera no recurrir a contrataciones de emergencia o a pagar horas extras, las cuales son parte del costo directo de la producción.

      • Mantenimientos y depreciación de equipos:  Rara vez se toman en cuenta los procesos de mantenimiento que los distintos equipos necesitan para su correcto funcionamiento.  Agregar estos gastos como parte del modelo de costeo nos dará una ventaja estratégica desde el inicio, otorgándonos un valor lo mas exacto posible de lo que manufacturemos.

    La materia prima correcta

    Pareciera algo muy simple definir cuanta materia prima necesitaremos para fabricar determinado bien, pero ¿realmente hacemos el análisis necesario para elegir el componente correcto?, casi siempre existe mas de una opción y por lo general las empresas escogen la que mejor se ajuste al costo, pero ¿Sabemos los efectos de comprar un componente de baja calidad?, ¿nuestra competencia vende más, aunque venda a precio más alto?, ¿nuestra competencia tiene mejores clientes?, estas preguntas posiblemente tengan la respuesta en la correcta elección de materia prima, evaluando temas como desempeño, tiempo de vida, garantía, prestigio.  

    El colaborador adecuado (Mano de obra calificada)

    Tomaremos como ejemplo tal vez, el modelo de costeo más complejo que existe, la agroindustria.  Para este giro es común utilizar el sistema de costeo ABC ya que es un sistema orientado a la distribución de costos por actividad aplicada a una unidad específica de negocio y este rubro varía entre el 48% y el 58% del costo de producción.  Si le agregamos el componente de ser una actividad con un alto índice de rotación, caeremos en la cuenta, que es necesario tomar como costo directo el tiempo y actividades de capacitación que necesitará el colaborador para realizar eficientemente la tarea asignada.  

    Las políticas de RRHH orientadas a la estabilidad de los colaboradores también deberán de ser consideradas ya que su principal objetivo será tener al personal correcto por el mayor tiempo posible.

    El valor de la mano de obra no será únicamente lo que el empleado gana por día dividido por las horas que la ley indica que tiene que trabajar al día.  El valor de la mano de obra serán todas aquellas actividades de capacitación, ejecución y mantenimiento que el colaborador necesita cuando realiza una tarea.

    Conclusión

    Materiales + Mano de Obra + Gastos indirectos, suena muy fácil planificarlos, evaluarlos y mantenerlos. Sin embargo no será tan sencillo y todo lo anterior debemos de tomarlo en cuenta como parte del ABC de nuestros procesos productivos para garantizar el buen funcionamiento de nuestras empresas.

    Para información escribimos a informes@softland.com.gt o llámanos al 2331-0580.

    Artículos relacionados

    ¿Qué es un ERP?

    Un sistema de ERP es una herramienta valiosa para cualquier empresa que busque optimizar y mejorar su gestión.
    ¿Necesitas ayuda?Hablemos
    contáctanos