El efecto de no costear bien y cómo resolverlo para tener procesos eficientes

Ángel Artiga
Gerente Comercial Softland Guatemala

En Europa entre los años 1485 y 1509 algunas industrias utilizaban sistemas de costos rudimentarios que ya tienen ciertas similitudes con los sistemas de costos actuales.  En 1557 fabricantes de vinos en Francia empezaron a ciertas reglas y estándares que llamaron “costos de producción”, esencialmente eran la suma de los materiales y la mano de obra que utilizaban para su proceso de fabricación.  Hoy en día muchas de las empresas industriales, siguen utilizando prácticamente la misma base.

Este atraso o falta de atención en crear análisis de las diferentes áreas en la empresa y diseñar nuevas estrategias para la mejora de los costos, impiden que las empresas sean más competitivas y no puedan crecer o desarrollar todo su potencial.

Algunas de las debilidades que las empresas muestran por no tener procesos de costos correctos son:

  • El precio correcto: como bien sabemos el precio de venta depende directamente de los costos de producción.  Si la empresa no toma en cuenta todas las posibles variaciones o mejoras en los procesos de costeo, será imposible determinar el precio más competitivo para sus productos.
  • Rentabilidad: establecer que productos tienen un mejor margen de ganancia se puede lograr si, somos capaces de determinar correctamente todos los costos involucrados en el proceso de producción, si podemos determinar los costos indirectos involucrados y sobre todo todas aquellas condiciones que me permiten fabricar con la mejor calidad al menor costo posible.
  • Competitividad: si no tenemos el precio correcto y no determinamos cual de nuestros productos es más rentable, no podremos ser competitivos.  Vender al mejor precio el producto más rentable es sinónimo de éxito.
  • Gastos hormiga: existen muchos gastos como fletes, no aprovechar descuentos, almacenajes innecesarios.  Muchas empresas son incapaces de distribuir estos gastos en el proceso de producción y los registran como gastos de operación, perdiendo la capacidad de analizar cada producto.
  • Productividad: si no tenemos procesos correctos de costeo no podremos reconocer y promover la capacidad productiva de la empresa porque no podremos determinar en cual etapa no estamos siendo eficientes.

Si seguimos bajo el entendido que la mayoría de las empresas aún costean como lo hacían los franceses en 1557, entenderemos que cuando hablan de mejorar los costos solo piensan en dos cosas:  Comprar materia prima más barata y si no lo logran comprar materia prima de menor calidad y como segunda opción pagar la mano de obra más barata.  Ambas opciones traerán como consecuencia la baja de la calidad del producto fabricado. 

Para mejorar el valor de nuestra materia prima y de nuestra mano de otra podemos hacer lo siguiente:

  • Planificación de compras: encontrar al proveedor correcto y poder comprarle en base a lo que nuestro modelo de negocio indica, nos abrirá opciones para negociar compras mas grandes, planificadas al mejor precio.
  • Tecnología: invertir en tecnología agilizará y simplificará muchos de los procesos que posiblemente se hagan de manera artesanal, costo-beneficio de innovar casi siempre nos hace mas eficientes a mejor costo.
  • Capacitación: el conocimiento heredado o empírico que tengan nuestros operarios puede ser mejorado con capacitación y especialización, esto los llevará a desarrollar nuevos procedimientos con mayor eficiencia y calidad.

El ultimo punto que debemos de tomar en cuenta en nuestros modelos de costos son todos aquellos “gastos” como actualizaciones, capacitaciones específicas, planes de mantenimiento o reemplazo de equipos.  A una empresa le saldrá mas caro tener que resolver un inconveniente por falta de mantenimiento que planificarlo y tener los equipos en óptimas condiciones.

464 años después de que los franceses hacían vinos costeando materia prima y mano de obra muchos siguen haciendo lo igual, para evolucionar y ser mas rentables necesitamos tomar nuevas estrategias que nos permitan producir el mejor producto, con la mejor calidad y al mejor precio.

Para información escribimos a informes@softland.com.gt o llámanos al 2331-0580.


Artículos relacionados

¿Qué es un ERP?

Un sistema de ERP es una herramienta valiosa para cualquier empresa que busque optimizar y mejorar su gestión.
¿Necesitas ayuda?Hablemos
contáctanos